Los innovadores

Vermeer empezó con una solución sencilla. Hoy, nuestras máquinas amarillas trabajan en obras de 10 mercados diferentes de todo el mundo. Pero eso no ocurrió de un día para otro. Escuchar los retos de los clientes ha sido fundamental para nuestro éxito desde nuestra fundación. Como consecuencia de estas conversaciones continuas, Vermeer ha desarrollado cientos de productos, cuidadosamente calculados y fabricados, probados y ensayados, todo eso para servir a clientes en un mundo que progresa.

Década de los 40

Década de los 40

Fue en 1943, cuando el innovador, agricultor y fundador de Vermeer, Gary Vermeer inventó el dispositivo de izado para carros de labranza. Otros agricultores colegas de la zona solicitaron el suyo propio y el 22 de noviembre de 1948, Gary fundó la Vermeer Manufacturing Company para satisfacer esa necesidad.

Década de los 50

La innovación, inspirada por la vida en la granja, impulsó el diseño y las pruebas de diversos productos. Durante una prueba en 1953, un operador movió la palanca equivocada de un prototipo de destoconadora, haciendo que la rueda cortara en un sentido no intencionado. Como cortó cinco veces más rápido, se desarrolló un nuevo diseño. Es este espíritu de aprender de los fracasos el que ha seguido impulsando el diseño durante décadas.

Vea las destoconadoras de hoy
Década de los 50
Década de los 60

Década de los 60

Las zanjadoras Vermeer crecieron más allá de la granja. Para apoyar el crecimiento suburbano en los EE. UU., Vermeer introdujo una gama completa de zanjadoras a fin de instalar de forma eficiente conducciones de servicio subterráneas para electricidad, agua y alcantarillado.

Vea las zanjadoras para conducciones de servicio de hoy

Década de los 70

Después de oír que un amigo estaba teniendo problemas para encontrar a suficientes personas para que le ayudaran durante la henificación, Gary se hizo a la idea de fabricar un sistema de henificación para una sola persona. “No sabía qué aspecto iba a tener, pero empezamos a diseñar y fabricar”, dijo. Cientos de agricultores vinieron a ver la demostración de una mejor forma de enfardar. Y de esta forma, el fardo redondo de una tonelada corta (0,9 toneladas métricas) cambió la industria del heno.

Vea las enfardadoras de hoy
Década de los 70
Década de los 80

Década de los 80

Las zanjadoras más grandes, más resistentes y más potentes se encargan de trabajos en lugares y condiciones del terreno donde nadie pensaba que era posible abrir zanjas. Los constructores podrán ahora fabricar de forma eficiente una red de tuberías subterráneas conectando fuentes energéticas con mercados de todo el mundo. El mercado de tuberías despega.

Vea las zanjadoras de tuberías actuales

Década de los 90

Antes de Google o del iPhone, Vermeer introdujo su perforadora direccional horizontal. Esta tecnología ayudó a instalar rápidamente la red de fibra óptica necesaria para respaldar el auge de las empresas de Internet.

Vea las perforadoras de hoy
Década de los 90
Década del 2000

Década del 2000

Un cliente en Italia necesitaba una forma de transformar un terreno rocoso en un viñedo. Desde entonces, la máquina de excavación de superficies Terrain Leveler® de Vermeer ha contribuido a extraer minerales de la tierra de forma responsable. Estos materiales pueden encontrarse en nuestros edificios, automóviles, dispositivos electrónicos y medicinas.

Vea nuestras máquinas Terrain Leveler

Hoy

Hoy comprobará que los equipos Vermeer ejercen un gran impacto en los mercados de agricultura, biomasa, arboricultura, jardinería, alquiler, reciclado, forestal, conducciones de servicio, tuberías y minería. Pero no terminará aquí A medida que aprovechamos las oportunidades de última tecnología en nuestras instalaciones de producción, también las incorporamos en nuestros equipos, permitiendo a nuestros clientes buscar nuevos retos en nuevos mercados. Seguiremos escuchando a nuestros clientes a medida que se arremangan y afrontan retos en todo el mundo. Respaldaremos a nuestros clientes de aquí a la luna. Algunos dirían que el cielo es el límite, pero la experiencia de nuestro jefe ejecutivo en la NASA hace posible incluso el espacio.