Vermeer hace un esfuerzo extra en todo lo que emprende.

En Vermeer, no nos hemos limitado nunca a la tarea que tenemos a mano. Al igual que nuestro fundador, Gary Vermeer, nos esforzamos por hacer más.

En vez de emplear simplemente las últimas tecnologías, inventamos otras nuevas. En vez de servir simplemente a nuestros clientes, nos anticipamos a sus necesidades. En vez de simplemente ser un buen vecino, ayudamos a hacer que la comunidad sea un lugar extraordinario donde vivir.

A nuestros valores los llamamos la filosofía de Vermeer.

La filosofía de Vermeer:

La filosofía de Vermeer refleja fuertamente el carácter de la compañía, reúne la fundación sólida construida por las decisiones tomadas en el pasado y las planificacións presentes y futuras de la organización. La filosofía de Vermeer está a la vanguardia de Vermeer. Los principios básicos de la organización son las que la dirigen y consisten en principios, personas, productos y provechos de Vermeer.

 

Principios. La base de nuestra filosofía radica en principios bíblicos, como el esfuerzo para lograr la excelencia, la honradez, la administración de los recursos y el respeto de la Regla de Oro “Trata a tus congéneres igual que quisieras ser tratado”.

 

Personas. Vermeer valora a sus empleados, proporcionando un ambiente laboral estable, oportunidades de avance dentro de la compañía, desarrollo profesional y reparto de beneficios de la compañía. 

 

 

Productos. Vermeer proporciona a los clientes productos valiosos y soluciones comerciales, ayudando a obtener y conservar el respeto y la lealtad. 

 

 

Beneficios. Lograr beneficios que financien el crecimiento de la compañía y proporcionen los recursos necesarios para obtener una ventaja competitiva en la industria.

 

Principios. Personas. Productos. Provechos. De eso es de lo que estamos hechos. Y eso es lo que somos.

Los principios que sirven como base de Vermeer inspiran honradez y excelencia en nuestro negocio. El esfuerzo extra de Vermeer.

Localice a mi distribuidor Vermeer